EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

¿Celebración o tensión?

J. A. SOLER / @jasoler65

En los dos últimos goles anotados por el Hércules con Javier Portillo sobre el terreno de juego la tensión ha marcado la celebración. Ya ocurrió el pasado 16 de mayo, hace 11 partidos oficiales, cuando el delantero madrileño se encaró con la grada tras lograr batir la portería contraria ante el Zaragoza B. El jugador mandó callar a aficionados del fondo sur del Rico Pérez y su compañero Pichu Atienza tuvo que calmarle. Desde entonces, el yerno de Enrique Ortiz no ha vuelto a ver puerta.

Si lo hizo este último domingo Alex Gallar. No valió de mucho porque el Hércules terminó perdiendo con el Reus, pero en ese momento significó el empate y la posibilidad de ganar. Además, fue un golazo tras una magnífica ejecución en una falta directa y el segundo que consigue el equipo alicantino en 450 minutos de competición liguera.

La celebración de dicho gol transcurrió por cauces normales hasta que llegó Javier Portillo. En el estadio pocos se dieron cuenta de lo que ocurrió, pero en las imágenes del partido se aprecia perfectamente que la felicitación inicial a Alex Gallar por su tanto dio paso a una cierta tensión entre ambos jugadores. En el resumen del Hércules-Reus se puede apreciar.

Las imágenes hablan por sí solas y cada uno puede interpretar lo que quiera, pero resulta evidente que en la vuelta de Gallar y Portillo a campo propio hay más gestos de recriminación por alguna cuestión concreta que de felicitación. Si no es así, que se trata de una novedosa forma de celebrar un gol, desde luego habría que poner los festejos de Portillo en el ránking de las más curiosas.

Y si de verdad Portillo recrimina alguna acción anterior a Gallar, desde luego no parece muy normal hacerlo durante la celebración de un golazo. Lo más extraño de todo es que el tanto llegó en la recta final del primer tiempo y el goleador fue sustituido de manera sorprendente por el entrenador del Hércules. Manolo Herrero justificó la decisión tras el partido diciendo que Gallar, salvo el gol, no había aportado nada al equipo. Con ese criterio, tendría que haber cambiado a casi todos, empezando por el delantero que lleva 11 partidos oficiales sin marcar gol.

Durante la semana previa al encuentro, Alex Gallar realizó unas declaraciones en las que se postuló como delantero centro ante la falta de gol exhibida por el Hércules en este arranque de competición. De hecho, ninguno de los dos arietes, Mariano Sanz y Portillo, han logrado marcar en los seis primeros partidos oficiales de la temporada -5 de Liga y uno de Copa-. Incluso, el goleador del Hércules-Reus llegó a decir que sus dos compañeros no eran ni Messi ni Luis Suárez y que el resto del equipo también debía aportar gol.

PORTILLO-GALLAR 1

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?