EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Carta de un herculano a D. Manuel Illueca Muñoz

FRANCISCO JOSÉ GARCÍA QUINTO. Escritor y abonado 1083 del Hércules C.F.

Estimado D. Manuel Illueca Muñoz:

Como bien sabe el Hércules C. F. es uno de los grandes símbolos de Alicante y su provincia. Para muchos de nosotros es algo más que un club: es un gran sentimiento, una tradición casi centenaria, nuestra identidad. Una ilusión que heredamos de nuestros padres, abuelos y bisabuelos y que queremos que hereden nuestros hijos y nietos. Por tanto para nosotros es mucho más que una mera sociedad anónima deportiva con muchas deudas y mal gestionada.  No olvide que aunque últimamente ha sido el negocio de unos pocos, aún es el sentimiento de muchos.

Los aficionados herculanos llevamos años hastiados e indignados con nuestros dirigentes por múltiples y conocidas razones. Unos dirigentes que han manchado la buena imagen de la entidad y cuya gestión deportiva, social e institucional es claramente negativa. Esto es un hecho que no admite debate. No es una casualidad que estemos hundidos en la Segunda División B, lo estamos precisamente porque ellos nos han hundido con sus continuas equivocaciones en todas las áreas. Por ello resulta muy poco lógico y netamente contradictorio que los mismos que nos han hundido sean los que nos salven. Que los mismos que han incumplido sistemáticamente los plazos de pagos comprometidos, ahora cumplan con lo estipulado. Que los mismos que no tienen ni idea de cómo se hace una buena planificación deportiva, de golpe den con la tecla sin necesidad de sobreendeudarse o de intentar amañar presuntamente resultados deportivos.

Muchos herculanos estamos decepcionados y nos planteamos que la única opción de tener un Hércules digno es que estos dirigentes, que perdieron la mayoría accionarial por no hacer frente a la devolución de los 18 millones de euros de dinero público, no recuperen las acciones y abandonen el control de la entidad que bajo su dominio llegó a quintuplicar la deuda que se encontraron al llegar en 1999  y que se ha caracterizado desde el principio por prometer mucho y pagar poco. Esa es la única salida razonable, lo demás es una huida hacia delante y más de lo mismo. Si no quieres caldo, toma dos tazas. En sus manos está buscar una solución que cambie para bien el destino del Hércules o abandonarnos a la suerte de los que buscan solamente un beneficio privado a costa de nuestro club.

Porque no se engañe, con ellos todo seguirá igual o peor. Los resultados deportivos no pueden llegar porque las cosas se hacen mal y no aprenden de los errores. Todo lo fían a la suerte. En los últimos 18 años hemos jugado solamente uno en 1ª división, ocho en 2ª A y nueve en 2ª B. En resumidas cuentas, la gestión deportiva global ha sido un total disparate: Plantillas caras a golpe de talonario para acabar no pagando a nadie y acudir tres veces a leyes concursales. Huidas hacia delante, improvisación absoluta o autoritarismo y nepotismo que impidió desempeñar su trabajo a los pocos profesionales que en esta larga etapa pretendieron hacer un proyecto aceptable de futuro como Eduardo Rodríguez o Sergio Fernández. Para que se haga una idea, algo parecido a lo que hizo Pedro Villarroel con el Levante U.D. Hubiera sido de locos que después del estropicio que éste causó en Orriols hubiera seguido con el control de la entidad que finalmente sin él pudo recobrar la paz institucional, la estabilidad económica y sobre todo los triunfos deportivos, que es lo que realmente interesa a los aficionados. Porque volvemos al principio, el fútbol es mucho más que un juego o un negocio privado: es un sentimiento colectivo.

Entiendo perfectamente que para usted el Hércules es una patata caliente, un verdadero marrón en toda regla y que quiere recuperar lo antes posible parte de la deuda que el club, por medio de su extinta fundación, tiene con el IVF. Es razonable y entendible, pero no lo es en absoluto dejar que caiga en las mismas manos en las que estaba. Eso es moralmente deleznable y usted que es inteligente lo sabe. No creo que haya que tener tantas prisas en realizar una subasta pública porque las prisas no son buenas consejeras y las cosas de palacio deben ir despacio. Puede que con la deuda actual el Hércules no sea muy atractivo para posibles inversores, pero con un ascenso le aseguro que las ofertas se multiplicarán y usted recuperará mucho más dinero del que piensa recuperar ahora. En Santander y en Huelva se logró revertir una gestión infame, ¿ Por qué no en Alicante si el IVF tiene la sartén por el mango con el 70% de acciones? La ocasión es histórica, no la desaproveche y los herculanos y la  sociedad alicantina algún día se lo agradecerán.

El camino idóneo puede ser el siguiente: 1. Convoquen un consejo de administración para cambiar el consejo actual puesto que ha fracasado en todo y no representa al herculanismo; 2. Ponga en su lugar una gestora herculana con personas alicantinas acreditadas y solventes, a los que solamente les mueva el amor al club, para que ayuden a canalizar la transición, realicen la función de encontrar inversores y encarguen a profesionales, con experiencia e independientes, una planificación deportiva acorde con el presupuesto disponible. 3. Pidan, si las hay, responsabilidades por la mala gestión realizada en el pasado, que es la que nos tiene a punto de desaparecer. 4. Y sobre todo, no crean en la palabra de los que mucho prometen y poco cumplen. No pongamos el rebaño a recaudo de lobos sin escrúpulos porque eso sería atar los perros con longanizas. 5. Sólo así el Hércules recuperará a su afición a largo plazo, porque sólo haciendo las cosas bien se tienen muchas probabilidades de conseguir el éxito, que en nuestro caso es el ascenso de categoría. 6. Con el Hércules en 2ª A le será más fácil vender el club y recuperará, como dijimos, mucho más de lo que ahora ha previsto.

Como ve, estimado D. Manuel, la sociedad alicantina se mueve, tiene ideas, quiere acabar con esta triste etapa deportiva porque no se conforma con la mediocridad, pero desafortunadamente no tenemos los millones de euros necesarios para solucionar el problema que otros han creado, por lo cual necesitamos que sean ustedes los que encuentren o ayuden a encontrar a las personas adecuadas que lideren esa transición y se hagan cargo del nuevo proyecto. O eso o dejar al zorro al cuidado de las gallinas. Usted decide, esperamos que no nos defraude.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?