EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Carlos Castillo: “La Agencia Local impulsará la internacionalización de pymes y el turismo de cruceros”

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

En una entrevista realizada por Economia 3, revista económica que cuenta con soporte digital,  Carlos Castillo, concejal de Fomento, Empleo y Servicios Jurídicos del Ayuntamiento de Alicante, dio a conocer el Plan de Competitividad que su departamento ha diseñado. para regenerar el castigado tejido económico y empresarial de la capital alicantina. El edil alicantino pretende impulsar el turismo de cruceros en la capital alicantina así como un plan de internacionalización para las pymes y potenciar un clúster de salud. De todo ello, Carlos Castillo habla en la entrevista realizada por el periodista Enrique Bolland en Economía 3 que en EstadioDigital.es reproducimos íntegramente.

– ¿Qué les impulsó a realizar un estudio a fondo de la situación de Alicante precisamente ahora?
– La gravedad de la situación económica. Una cifra de desempleo del 28%, 37.000 desempleados cuando arrancamos nuestro mandato, y un 15% de nuestro PIB que se había desmoronado, como era el sector inmobiliario, nos obligaba a poner en marcha iniciativas que revirtieran la situación. Y decisiones epidérmicas difícilmente combaten una situación de esa entidad. Aquí hacía falta plantearse una reconversión económica, y nos dimos cuenta de que nos faltaban instrumentos para hacerlo, mientras ciudades cercanas como Valencia o Elche ya habían trabajado en esa planificación ordenada de su desarrollo económico.

¿Por qué externalizaron el estudio?
– Porque había que ser muy objetivo y tomar distancia. Y todo plan exigía previamente un buen diagnóstico. Las concejalías pueden tender a distorsionar aspectos que no resulta cómodo reconocer. Aprendimos de la experiencia de otras ciudades que habían desarrollado su planificación apoyados en un tercero. A nosotros nos gustó Deloitte porque conocimos su experiencia en unas jornadas sobre internacionalización de ciudades que nos gustó mucho. Tenían amplia experiencia en planificación estratégica de ciudades y sobre todo nos sedujo la impronta de internacionalización.

– Para poner en marcha un plan, además de fijar un objetivo y planificar los pasos para conseguirlo, es imprescindible generar un gran acuerdo en torno a él. ¿Es esto lo más complicado?
– Sin duda. Y en esta ciudad ha sido históricamente muy difícil conseguir la participación de distintos agentes en un proyecto común. Alicante ciudad, y su provincia, puso en marcha hace ocho o diez años sendos planes estratégicos –uno liderado por la Cámara y la Universidad, y otro por la Diputación y la CAM- y se han quedado en un cajón. O el famoso triángulo Alicante-Elche-Santa Pola, proyecto del que hemos aprendido mucho, por cierto, que no culminó sus expectativas. Aunque, por ejemplo, a aquellas propuestas se debe en parte la presencia de la OAMI en Alicante o el desarrollo de un parque industrial sofisticado en Elche.

– Así que algunos fracasos no lo han sido tanto…
– En efecto, y que esos proyectos no cuajaran no debe desanimarnos. Lo primero es entender que no se puede trabajar sin un plan cuando tus competidores sí lo hacen. Y en segundo lugar tomamos decisiones que son imprescindibles: trabajar con una consultora externa que nos diera credibilidad; y generar masa crítica, había que salir de un trabajo de gabinete y dar cabida a aquellos agentes que tenían algo que decir sobre cómo articular un modelo de ciudad. Por eso hemos sacado el proyecto del Ayuntamiento y nos hemos reunido en otras instituciones, como la misma OAMI, la Cámara, la Autoridad Portuaria, la Universidad e incluso en algunas empresas. Y abrimos un proceso de participación ciudadana directa que permitió a muchos pronunciarse a través de una encuesta que mantuvimos mucho tiempo en la web del Ayuntamiento.

– El estudio incide en las posibilidades que tiene Alicante, con un 15% de extranjeros en su censo, de aprovechar su carácter ‘internacional’, algo que no ha hecho hasta ahora.
– No lo ha aprovechado en absoluto. No hay suficientes programas de intercambio entre alumnos de Alicante y otros países; la inmensa mayoría de las empresas no tienen incorporadas en sus equipos personas con capacidad de hablar bien inglés; muchas de las actividades que tienen que ver con la internacionalización la ciudad no las conoce porque nadie se ocupa de contarlas… con lo cual, la sensación que tengo es que no hemos incorporado en nuestro modus operandi la globalización y las posibilidades que nos ofrece.

– Y otros sí lo hacen.
– Por ejemplo, Málaga, una ciudad que compite con Alicante: la unión vía AVE con Madrid ha supuesto un desarrollo muy importante, al igual que un clúster tecnológico como ‘Málaga Valley’, atrayendo a empresas tecnológicas de primer nivel, eso son factores de internacionalización. En Alicante, gran parte del éxito de los proyectos que vamos a poner en marcha dependerá de que sean reconocidos a nivel internacional.

– ¿Qué proyectos concretos están ya en marcha?
– Hablamos de un total de 70, y más del 40% ya se están ejecutando, como el Plan de acceso Sur que tiene por objeto mejorar la imagen de la ciudad en una entrada vital. El diagnóstico revela que Alicante está muy bien conectada mediante aeropuerto, puerto y AVE, pero tiene problemas de accesibilidad.
Pero además, desde la Agencia Local estamos poniendo en marcha dos proyectos que arrancan con financiación europea: hay 750.000 euros a disposición de un Plan de Internacionalización de las PYMES de la ciudad, muy ambicioso. Vamos a escoger a 25 o 30 empresas que sirvan de referente y vamos a explicar a todas cómo posicionarse en el mercado internacional. Una consultora va a asesorarlas a lo largo de diez meses, y este Ayuntamiento va a crear un cuaderno de venta de la ciudad con carácter universal que esté a disposición de cualquier empresa que quiera salir al exterior.

– Un proyecto de internacionalización, ¿y el segundo?
– El clúster de la Salud. Alicante lleva quince años hablando de esto, con la idea de aprovechar el extraordinario potencial que tenemos, pero el clúster como tal no hemos sido capaces de configurarlo. No basta con que se agrupen algunas empresas del sector, sino que hay que involucrar a otros, como el transporte, la hostelería, el comercio, la Universidad, o empresas biotecnológicas y farmacéuticas de la ciudad.
Lo que vamos a hacer es “meternos” en 30 empresas que son punteras en sus especialidades, pero a las que podemos ayudar mucho a mejorar la gestión empresarial y directiva. El clúster lo tienen que formar las empresas, pero nosotros debemos ayudarles a organizarse de manera eficaz, y hemos avanzado ya mucho. Y poniendo dinero encima de la mesa.

– Parece que la ciudad ha decidido involucrarse en la captación de turismo de cruceros.
– Lo cierto es que tras unos años en los que parecía que íbamos relativamente bien, nuestros competidores fueron más listos que nosotros y se llevaron buena parte del beneficio. Ahora se están tomando decisiones para recuperar escalas, involucrando a la ciudad, al puerto, al aeropuerto, hoteles, comercio… La primera decisión ha sido externalizar la explotación de la terminal; y la segunda, que ya es una realidad, ha sido la liberalización de los horarios en la zona de intensidad turística por parte del Ayuntamiento, una demanda que nos había formulado el sector.

– En las encuestas realizadas, se reclama la necesidad de un ‘icono’ para la ciudad. Sin embargo, los alicantinos parecen olvidar, o no apreciar suficientemente, que ya tienen uno: el Castillo de Santa Bárbara sobre el Benacantil.
– Es cierto que esa demanda de un icono es casi unánime. Se plantea una noria en el puerto, un faro, un teleférico… existe un debate en torno a eso. Sin embargo yo coincido plenamente con su apreciación, el icono de Alicante es el Castillo de Santa Bárbara. Ahora, ¿lo estamos gestionando como tal icono? De momento, debe ser estratégico trabajar en ello.

– En otoño llega una nueva edición de la Volvo Ocean Race, que además de ser una regata de fama mundial constituye una importante empresa que la gestiona y está ubicada en Alicante. ¿No ha vivido la ciudad ajena a ella, sin un plan conjunto para aprovechar su influencia? Como en otros temas, ¿aquí no va cada uno a lo suyo?
– Pues en eso estamos algunos, porque ese ir cada uno a lo suyo nos está restando competitividad. Por ejemplo, la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), aunque es muy positiva para Alicante, se podría obtener un mayor rendimiento. La OAMI es la más rica, la más conocida en Asia, en Estados Unidos, tenemos a 1.500 funcionarios de distintos países que están encantados, con maridos o mujeres, con hijos… quién ha aprovechado eso. De hecho, el Ayuntamiento está trabajando ya en la existencia de una adecuada conexión física entre la OAMI y la ciudad tanto en autobús como en bici.

– Su estudio detecta que Alicante tiene un problema demográfico serio, al que se suma una preocupante fuga de jóvenes bien formados.
– Sí, Alicante es una ciudad que está envejeciendo, que además tiene un déficit educativo importante, con una tasa de abandono escolar muy elevada. Y muchos jóvenes con buena preparación se están yendo al extranjero. Lo que es imprescindible es generar un pool de empresas tractoras que permita atraer a mucho talento alicantino que hoy está fuera, pero que quiere regresar.

– En las jornadas que recientemente celebró Economía 3 sobre liderazgo en Alicante, se reclamó impulsar el Parque Científico de la Universidad de Alicante.
– Es que es una prioridad indiscutible. No es un proyecto sólo de la Universidad; es un proyecto de la ciudad, y existen decisiones urbanísticas y presupuestarias valientes que hay que tomar, alineadas con las posibilidades financieras que nos otorga el proyecto Horizonte 2020. Tenemos todo lo necesario para conformar un nodo de conocimiento con empresas tecnológicas e innovadoras”

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?