EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

“Burros, burros, burros”

J. A. SOLER / @jasoler65

Eso es lo que gritaban decenas de aficionados herculanos el pasado miércoles mientras hacían dos horas de cola bajo el sol para activar su abono y poder ver el Hércules-Cádiz en el Rico Pérez. Y eso de “burros, burros, burros” no iba dirigido a las pobres taquilleras, que bastante tienen con sufrir detrás de la ventanilla, sino hacia los que están escondidos en los despachos por su incompetencia.

Si encima de tragarse dos horas de cola para activar el abono, previo pago de la cantidad estipulada, hay que hacer otra cola para hacer de comercial mediante la adquisición de entradas para un no abonado y cuando llega el momento de acceder al estadio para ver el partido no te dejan pasar porque algún problema informático impide al torno detectar la recarga del abono, es como mínimo para acordarse de los burros y, por supuesto, reclamar. Colas Rico Pérez

Esta incidencia ocurrió con un buen número de abonados poco antes del Hércules-Cádiz por lo que se registraron enormes colas en la mayoría de puertas de acceso al estadio Rico Pérez, tal y como se puede apreciar en las imágenes tomadas minutos antes de iniciarse el encuentro. Por ello, muchos entraron con el partido empezado y con ganas de cualquier cosa menos de animar a los jugadores que, sin culpa alguna, sufren indirectamente estos asuntos extradeportivos.

Afortunadamente para los que ocupan los despachos, el equipo está dando la cara y hace que la gente se olvide rápido de estas tropelías. Y es que se valora mucho que el ascenso aún sea posible teniendo un cojo con un par de cojones, sin delanteros que huelan un gol o con una defensa sin recambios. Como también tiene mucho mérito ver a una afición enganchada de nuevo al Hércules a pesar de todos los obstáculos que debe salvar un día tras otro para  dejarse la voz por un regimiento mutilado pero que se ha ganado el respeto y la admiración de todos por su entrega y coraje. Colas Rico Pérez

No acaba ahí la cosa. Si éste fuera un club que defendiera mínimamente a sus fieles, ya estaría pidiendo explicaciones a la Subdelegación del Gobierno por el desalojo de la grada de animación del Rico Pérez durante el Hércules-Cádiz. Hace un par de semanas, con motivo de la visita del Murcia, cayeron objetos desde la grada mundialista, taparon publicidad con numerosas pancartas y banderas e incluso se escucharon cánticos ofensivos hacia el Hércules. No pasó nada. No desalojaron a nadie.

De eso no se preocupa la casta a sueldo, pero si algún herculano lleva pancartas que digan “SOS Hércules” o “IVF intervención ya”, por citar algunos ejemplos recientes, ya se encargan en el palco de ordenar a la seguridad del estadio su retirada inmediata y, si el portador se resiste un poco, 3.001 euritos de sanción en aplicación de la Ley del Deporte. Una Ley que no es igual para todos en el Rico Pérez en donde únicamente existe represión para los subversivos al régimen. Menos mal que la pelotita va por otro camino.

Grada animación

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?