EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Bahía II: ¿El naufragio definitivo?

FRANCISCO J. GARCÍA

El Hércules un club enfermo de muerte cuyo destino únicamente puede ser la desaparición y lo digo con todo el dolor de mi corazón herculano, curtido a base de sufrimientos, desengaños y sinsabores en los veinte años que llevo siguiendo a nuestro equipo. Solamente hay una alternativa a largo plazo y es la salida definitiva de Enrique Ortiz, todo lo demás son parches y huidas hacia delante. Jamás en la vida vamos a salir de esta situación con la persona que nos ha metido en ella. Y bien, seguramente habremos de agradecerle que nos salvase de las garras de Antonio Asensio y el grupo Bahía, para poder acabar él personalmente con una entidad de más de noventa años, gracias a una gestión pésima en todos los sentidos y salpicada por las más diversas polémicas.

Catorce años después del último descenso a Segunda B vivimos una situación muy parecida. Se hizo por aquel entonces una plantilla destinada a subir y bajó con varias jornadas de antelación. Muchos fichajes con nombre no dieron el rendimiento oportuno, ningún entrenador acertó a cambiar el rumbo y absolutamente nadie de la plantilla pudo evitar el hundimiento.

Ahora la situación es muy parecida con el agravante de que la deuda que tiene el Hércules es superior a la que tenía en aquel momento y la sensación de hartazgo, frustración y desilusión es incluso mayor que entonces. Pina ejerce de intermediario como lo hacía el grupo Bahía, dando gato por liebre, fichando a mercenarios a los que les da absolutamente igual jugar en el Hércules, que en el Tropezón o en el Torpedo 66 mientras cobren .Jugadores con cierta calidad pero sin alma, jugadores acabados, jugadores que no dan el nivel para la categoría, jugadores que no marcan diferencias, jugadores que tiemblan, jugadores que se vencen. De esa pasta está hecha la actual plantilla y de ella solamente podemos esperar en lo deportivo cosas como las que estamos viviendo. Estar todo el año abajo y con algo de suerte poder salvar los muebles, como se hizo el año pasado, aunque no todas las temporadas habrá milagro.

Pero, más allá de que podamos salvarnos e incluso enmendar este pésimo inicio liguero, no veo nada que me anime. Para empezar Quique Hernández entrenador querido por gran parte de la afición nos ha engañado a todos, ha transigido con las imposiciones de Pina y con las de Ortiz y lejos de armar un bloque , ha deshecho el equipo. Si le han engañado a él, ya tarda en dimitir, en caso contrario debe ser destituido si no consigue resultados pronto. Un fracaso con estrépito después de una buena salvación el año pasado. Se ha demostrado que no es un técnico preparado para optar a un ascenso a Primera. Consiguió uno hace mucho tiempo en un equipo sin presión y después prácticamente nada de nada. Pasó sin pena ni gloria en muchos equipos y tuvo que emigrar a Grecia y reinventarse, pero ahora mismo no tiene nivel para ser un entrenador top en esta categoría de plata y como mucho sus equipos pueden aspirar a la salvación, un objetivo menor para una entidad como la nuestra.

Y si el entrenador no me inspira ninguna confianza , la plantilla de jugadores menos todavía. Por nombres estuve ilusionado toda la pretemporada, les dí un margen tras la primera derrota en Huelva, pero en el partido del Mallorca ya pude comprobar que está demasiado sobrevalorada. Cada uno hace la guerra por su cuenta, son blandos, pusilánimes, con alguna excepción honrosa tipo Héctor Yuste o Eldin Hadzic, el resto absoluta mediocridad.La sombra de Bahía y el descenso de 1999 planea por Romeu Zarandieta como si fuese un ave de rapiña ante el olor a cadáver de una entidad putrefacta en lo institucional, mediocre en lo deportivo y en cuyo destino pesa una gran maldición e hijos.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?