EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Apocalipsis en el Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Justo en la semana en la que el máximo accionista del Hércules cumple 20 años al mando de la SAD, este símbolo de Alicante se encuentra en la peor situación que se recuerda en su casi centenaria historia. La derrota en La Nucía ha devuelto al equipo a zona de descenso a Tercera División y el apocalipsis nunca visto toma visos de realidad.

No es una cuestión de hacer el ridículo en las catacumbas del fútbol español, que es terrible, ni perder por 3-0 contra un recién ascendido como La Nucía que hace apenas tres años jugaba contra el filial en Preferente. Es mucho más preocupante la sensación de ver a un equipo entregado en el campo, unos gestores incapaces de reconstruir todo lo que han destruído y una afición desesperada con lo que ve y, lo que es peor, lo que está por ver.

Porque si los que gobiernan en el Hércules en estas dos ultimas décadas fueron incapaces de gestionar la riqueza y navegar con viento de popa cuando se asomaron por la élite, reflotar un barco que ya está hundido desde hace algunos años se antoja misión imposible.

La destrucción masiva que se ha llevado a cabo en el Hércules durante los últimos años ha conducido a encadenar una fracaso tras otro hasta llegar al cataclismo. En apenas tres meses de competición el enésimo proyecto fallido se ha llevado por delante dos entrenadores -Jesús Muñoz caerá más pronto que tarde- y la «inmejorable plantilla», según la dirección deportiva al inicio de la temporada, ha quedado reducida a cenizas en apenas 14 partidos.

Este desastre en la gestión, tanto institucional como deportiva, ha provocado que al Hércules le pierdan el respeto en todos los ámbitos. Los rivales pasan por encima sin compasión y perdonando la goleada, los árbitros se ensañan como hacen con los equipos desahuciados mientras la afición no sabe qué hacer para que esto cambie.

Los que tienen que tomar decisiones estarán preguntándose qué hacer ahora. Nunca dan con la tecla. Igual deberían reflexionar y darse cuenta de que no están hechos para el asunto del baloncito. Que esto es muy complicado, aún más desagradecido, que no van a ganar dinero con el fútbol, que tampoco van a recuperar lo que supuestamente «ponen» o que sus domingos están hechos para comer una paella y disfrutar del día con la familia antes que ir al Rico Pérez a pasar un mal rato.

Es lo más saludable para ellos y lo más necesario para el Hércules, si es que le tienen alguna estima. No sabemos si eso será la solución al problema tan gordo que han creado. Lo que si sabemos es que el problema no es la solución en absoluto. Ha quedado más que demostrado durante 20 años con el enfermo en estado vegetativo y ahora a un paso de convertirse en un cadáver.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies