EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Aligestión demandó al Consell por tratar de cobrarse la deuda de 22,5 millones avalados por el IVF

J. A. SOLER / @jasoler65

Los 18 millones avalados por el Instituto Valenciano de Finanzas para acometer una ampliación de capital en el Hércules se convirtieron en 22,5 millones por los intereses del crédito concedido por la CAM. Esa es la cantidad que tuvo que abonar el organismo dependiente de la Generalitat para cancelar la deuda de la Fundación Hércules que no cumplió con sus obligaciones de pago con  la desaparecida caja de ahorros, según desvela el diario El Mundo en su edición del lunes 1 de diciembre.

Una operación que la Unión Europea no ha dudado en calificar como ilegal, tal y como públicó EstadioDigital.es el pasado 6 de noviembre, en la que también aparece Aligestión, sociedad controlada por Enrique Ortiz y propietaria del Rico Pérez, al presentar en su día el estadio como garantía para la concesión de dicho aval por parte del IVF. Tras la lógica intención del Consell de cobrarse su deuda, no hay que olvidar que los 22,5 millones que el Hércules tenía que devolver es dinero público, Aligestión presentó una demanda contra esta decisión del IVF por considerar que fue una «actuación con mala fe, abusiva y torticera», según informa el diario El Mundo.

Una situación surrealista que se encuentra en manos del Supremo y que resolverá antes de las próximas elecciones municipales y autonómicas. La Generalitat pretende que el fallo pueda darle la razón para tomar el control de las acciones del Hércules por el importe suscrito en su día a través del aval del IVF -18 millones de euros- y, lo que más preocupa a Enrique Ortiz, que el estadio Rico Pérez también pase a manos de la institución autonómica tras presentarse como garantía para la concesión de una ayuda que la Unión Europea entiende como ilegal.

Este peliagudo asunto unido a la obligación del Hércules de llevar a cabo durante los próximos meses de un proceso de ampliación de capital por importe de casi 2,4 millones de euros estrecha el cerco sobre Enrique Ortiz. En unos meses puede perder el control de la SAD pese a que desde hace 4 años que no es máximo accionista y también la propiedad del estadio Rico Pérez por cuya adquisición al Ayuntamiento de Alicante en abril de 2007 Aligestión pidió un préstamo de 6,5 millones de los que aún adeuda la mitad. Y es que la sociedad que controla Ortiz también se encuentra en concurso de acreedores, argucia económica que dificulta un proceso jurídico muy complejo.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?