EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Alicante siempre será tierra de balonmano

JOSÉ RAMÓN FUENTES

Como acuña en su libro el periodista alicantino José Antonio Soler, Alicante ha sido y es tierra de balonmano. Y añado yo, debe seguir siéndolo. José Julio Espina tiene razón cuando afirma en el prólogo del citado libro que gran parte de los ciudadanos alicantinos tenemos algún familiar, amigo o conocido relacionado, de una u otra forma con este deporte.

El movimiento del balonmano de veteranos en Alicante, comienza a ser una bandera a nivel nacional, y salvando todas las distancias con la brillante historia del balonmano alicantino, con el apoyo y participación de mucha gente cuya única motivación es la práctica de un deporte y su fomento.

Se desconoce a día de hoy, la existencia de una ciudad en España con tanta efervescencia y participación de veteranos de balonmano, representados por 5 clubs, que caminan unidos en una única dirección, que no es otra que reivindicar un deporte que disfrutamos y nos resistimos, a pesar de nuestra edad, a renunciar a su práctica.

Los jugadores veteranos y de mayor nivel de la provincia de Alicante, capitaneados por el experimentado entrenador Alejandro Hernández, ya llevan varios años proclamándose campeones de España en su modalidad. Pero el movimiento de veteranos en Alicante está tomando una dimensión mucho más popular y numerosa.

Este movimiento popular de veteranos tiene su máximo exponente en el torneo de veteranos de la capital de Alicante, cuya tercera edición se ha celebrado el pasado 28 de diciembre en el pabellón Hermano Felicísimo del colegio Maristas de Alicante. A la participación de los equipos capitalinos de Maristas, Agustinos, Salesianos y Jesuitas, se suma el C.B. San Juan.

El origen del torneo surge en San Juan, club por el que multitud de jugadores de Alicante han pasado en alguna ocasión tras su salida de sus clubs en los que se han formado. Durante muchos años, al finalizar la etapa en sus clubs de formación, apenas existían en Alicante equipos en los que recalar para aquellos que querían seguir con la práctica del balonmano.

De forma casi espontanea, surge la primera edición del torneo celebrada en San Juan, cuya convocatoria a través del boca a boca y las redes sociales, tiene un éxito de convocatoria sorprendente e inesperada por todos.

Por primera vez en la historia del balonmano alicantino, se producía la unión de los clubs formativos de balonmano más importantes de la ciudad de Alicante a nivel de veteranos. El espíritu del torneo es integrador. Cuantos más seamos, más balonmano. Cada participante con la bandera de su club, pero integrados en una bandera mucho más grande, la del balonmano. Aquí no sobra nadie, sino todo lo contrario. Todos debemos estar.

Uno de los factores clave del torneo es su celebración sin recursos económicos. Dada la actual coyuntura económica, es una necesidad, un reto, y hasta ahora una bandera del torneo, sostenida con la ilusión de tantas personas que consideran ya el torneo como algo suyo.

Esencial para la continuidad del torneo ha sido el planteamiento de su itinerancia en cuanto al lugar de celebración. Tras la primera edición en San Juan, la segunda se celebró en el colegio Agustinos. Se antojaba fundamental que el gigante del balonmano alicantino sintiera la necesidad de sumarse al torneo de forma clara y rotunda, y así lo hizo, suponiendo un salto de madurez en el torneo, pues se han ido perfeccionando cuestiones de índole organizativa, que solo pueden ir mejorando con la experiencia y posterior análisis de su resultado.

Tras la segunda edición, la tercera en el colegio Maristas. Nueva superación organizativa respecto a las ediciones anteriores. Todo ello fruto de la ilusión de los anfitriones, y su dedicación. Más gente aún, más ilusión, y algo que ha llegado sin ser el objetivo principal del torneo, el incremento del nivel en los equipos participantes. La igualdad es una tónica atractiva, que sin duda rememora en la mente de muchos, antiguos duelos en la pista que ya han quedado para otros. Ahora toca disfrutar, sin lesiones y con una camaradería y compañerismo dignos de alabanza.

Todo este movimiento ha originado la instauración de entrenamientos regulares de veteranos en los distintos colegios y clubs participantes. Si bien la competición no es el objetivo, nadie quiere quedarse atrás y llegar en forma al torneo. En esta última edición, se ha sumado una mayor difusión a través de las redes sociales, a través de una de las tiendas especializadas en balonmano de Alicante, de reciente creación, Punto Fuerte balonmano. Cada año sumamos, que es de lo que se trata.

Sin duda alguna, una fiesta del balonmano en su versión de veteranos en la ciudad de Alicante.
El futuro del torneo comienza a resultar halagüeño. No debe perder en ningún momento el espíritu que lo envuelve, y se debe velar por ello. De toda esta inercia, el mayor beneficiado resulta el balonmano alicantino.

En un colegio como Jesuitas, una de las canteras capitalinas del balonmano en Alicante, hacía años que se había perdido la práctica del balonmano. En la actualidad, en parte por todo este movimiento de veteranos, ya existen 2 equipos de pre-benjamines y benjamines, que pretende garantizar la continuidad del balonmano en el colegio.

Agustinos sigue capitaneando el trabajo en la base, no solo a nivel local, sino nacional. Tanto Maristas y Salesianos trabajan igualmente con la base, así como San Juan. Este próximo año 2014, se cumple el centenario del mítico Sporting Salesiano de Alicante. Sin duda, una ocasión excepcional para darles la oportunidad de ser los anfitriones del torneo.

Cada equipo quiere ahora organizar el torneo. Es ilusionante. Nuevos asuntos sobre la mesa de cara a próximas ediciones. Mi más sincera enhorabuena a todos por la ilusión depositada en esta historia de locos.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?