EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Alicante prende la mecha de una etapa nerviosa que termina adjudicándose Tony Martin

J. F. PERSONAL / @jfpersonalcases

El tres veces Campeón del Mundo en contrarreloj puso en movimiento su locomotora cuando se acercaba el final del último ascenso al Montgó. Tras él, Nairo Quintana encabezaba un grupo de cinco corredores que apenas pudieron seguir su rueda en un peligroso descenso. En el llano final el “Tanque” de Katusha se puso en modo crono y fue imparable.

Se presentaba tranquila la jornada pese a los cinco altos de tercera categoría. Pero el agua acompañó a una fuga temprana, que era previsible y estaba aparentemente controlada, encendiendo las alarmas de un pelotón que llegó a partirse en dos. Los escasos rayos de sol que hubo en la línea de salida dieron paso a una intensa lluvia que puso la dosis necesaria para dotar de esa épica tan característica de este deporte.

La plaza del Ayuntamiento de Alicante se llenó de color y de aficionados para albergar el inicio de la segunda etapa de la Vuelta Ciclista a la Comunidad Valenciana (180,6 kms), en su 68 edición. Gabriel Echávarri, Alcalde de Alicante, cortaba la cinta junto a Ángel Casero, director de la carrera, y Eduardo Dolón, Vicepresidente de la Diputación de Alicante. Después conversaba con el aspirante al Tour de Francia 2017, Nairo Quintana, que acaparó la gran ovación de la mañana.

Al paso de San Vicente y Agost el grupo se mantuvo uniforme, pero ya en Xixona los ataques se fueron sucediendo hasta formarse una fuga, que a falta de 51 kilómetros de meta estaba compuesta por Van Zyl (Dimension Data), Cyril Gautier (AG2R) y Héctor Sáez (Caja Rural), y aventajaba en más de 3 minutos al pelotón.

La lluvia era intensa, los nervios estaban presentes, se produjeron numerosas caídas y el pelotón rodaba estiradísimo, signo de la tensión. Pablo Lastras. director de Movistar declaraba en los micrófonos de Eurosport: “La media engaña. Está siendo un día muy duro.” A falta de 15 kilómetros, la fuga, ya sin el manchego Sáez, fue neutralizada. David de la Cruz estiró el pelotón, sin embargo este se mantuvo atento.

Tony Martin cogió el testigo de De la Cruz, encabezó el último paso al Montgó, arriesgó en el peligroso descenso para conseguir una ligera ventaja y se plantó ante un llano de 4 kilómetros. Una situación propicia para él. La máquina comenzó a carburar y el grupo perseguidor liderado por un protagonista Quintana no pudo neutralizarlo.

El alemán levantó los brazos al cielo de Denia, dotando de un gran prestigio al Gran Premi Banc Sabadell en su renacimiento. La mejor noticia, sin duda. Con esta etapa se pone fin a un periplo por la provincia de Alicante, que ha dejado imágenes preciosas y ciclismo de gran nivel. La prueba continúa por Valencia y Castellón hasta el domingo.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?