EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Alfombra para los rivales, colas para los fieles herculanos

J. A. SOLER / @jasoler65

El triunfo del Hércules sobre el Ilicitano sirvió para reforzar el proyecto deportivo blanquiazul y, al mismo tiempo, como inyección de autoestima para una afición desanimada y cabizbaja. Pero lo que también dejó claro este atípico partido con tantas connotaciones es que los fieles herculanos, los que siempre están ahí, incluso en momentos duros como el del domingo, se sienten más desamparados que nunca por su propio club.

Una muestra fue lo que ocurrió antes del choque entre el Hércules y el filial del Elche. Mientras los más de 1.500 seguidores ilicitanos, que vinieron a lo que vinieron, tenían puesta la alfombra roja para acceder a la Grada Tejero -sólo 10 euritos por echar unas risas-, los abonados blanquiazules de fondo sur formaban una kilómetrica cola para poder acceder al interior del Rico Pérez antes del encuentro por la puerta 8, la única que está abierta en esa grada del estadio.

Lo que salía de la boca de muchos de ellos debía asemejarse a lo que pensaron los futbolistas del Hércules cuando comprobaron el criminal ambiente que le había dispuesto el propio club dando tantas facilidades de asistencia a una afición rival más pendiente de la mofa que de apoyar al Ilicitano. Esos olés nada más empezar el partido, con 0-0, sonaron a cuerno quemado para los jugadores de la misma manera que las colas previas entre los incondicionales herculanos.

 

Aunque no acabó ahí la cosa. Al final del partido algunos aficionados de esa grada tuvieron sus más y sus menos con un guardia de seguridad por no dejarles salir por la puerta de servicio pese a estar abierta una puerta únicamente. Una vergüenza más que deja claro por qué el Hércules ha caído tan bajo como para jugar este tipo de partidos.

Hércules Cola

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?