EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Al Hércules le salen las cuentas, al Mallorca B le sale ajustar cuentas

J. A. SOLER / @jasoler65

El Hércules afronta la última jornada de Liga sin tener cerrada su clasificación para la promoción de ascenso aunque depende de sí mismo para lograrlo. Un triunfo en Mallorca sería suficiente para certificar la presencia del equipo blanquiazul en las eliminatoria. Incluso, un empate o una derrota también valdría si Lleida o Reus no ganan en sus respectivos compromisos ante Cornellá y Olot.

Además, el Hércules también está en disposición de terminar en segunda posición, lo que le otorga jugar al menos las dos primeras eliminatorias de promoción con la vuelta en el Rico Pérez. Para ello es necesario ganar y que no lo haga el Huracán aunque también hay otras combinaciones rocambolescas a las que se podría llegar a esta plaza sin triunfo en Mallorca.

Si las matemáticas están a favor del Hércules, hay otros factores que no lo están tanto. Y es que el equipo blanquiazul no se va a encontrar en Palma a un rival descendido, como ocurrió este último domingo ante el Zaragoza B. El Mallorca B también necesita ganar  para eludir el descenso a Tercera División, situación que aumenta la dificultad para ganar. Lo mismo le ocurrirá al Lleida en Cornellá pero no al Reus y al Huracán que tienen adversarios con todo hecho.

Además de las urgencias deportivas del filial mallorquinista, hay que contar con otros detalles que pueden influir. Por un lado, en las filas del Mallorca B está el ex herculano Álvaro Clausí con ganas de demostrar que podía haber ocupado una de las actuales fichas sub 23 en la plantilla del Hércules. En el partido de la primera vuelta disputado en el Rico Pérez los que estuvieron junto a sus familiares y amigos pudieron comprobar la motivación extra que tuvo entonces el futbolista alicantino. Ahora, con mucho más en juego por ambos equipos, será mucho mayor.

Y luego hay otro episodio ocurrido entre ambos equipos hace 16 años. En la temporada 98-99, Mallorca B y Hércules también se enfrentaron en la última jornada en la Liga de Segunda División. El equipo alicantino ya estaba descendido matemáticamente y el filial mallorquinista, en el que jugaban Leo Franco, Alvaro Cámara, Diego Tristán y Albert Luque, entre otros, se salvaba con una victoria que en Palma se daba por hecha. No hay que olvidar que tanto Hércules como el Mallorca eran propiedad entonces de la misma empresa, el Grupo Bahía que dirigía Antonio Asensio.

El conjunto blanquiazul, que no se jugaba nada, ganó por 1-3 y arrastró a Segunda B a su “hermano”. En Mallorca no han olvidado aquello y, de hecho, Bahía cerró el grifo al Hércules de forma definitiva como represalia. Y es que al entonces dueño de ambos clubes le habían llegado noticias de una suculenta prima del Éibar al equipo alicantino por ganar ese encuentro. Lo cierto es que aquello que ocurrió todavía no se ha olvidado en Palma y justo ahora Mallorca B y Hércules vuelven a cruzarse en el camino.

Clausí

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?