EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Agustinos conquista un histórico ascenso de forma apoteósica

J. A. SOLER / @jasoler65

Fiesta en La Catedral. El sueño se hizo realidad. Cuando más difícil parecía, Agustinos hizo lo imposible. Se levantó con orgullo del tremendo mazazo sufrido en el primer partido, sufrió para llegar vivo a la última jornada y con todo en contra tiró de casta para arrollar al Anaitasuna en el encuentro definitivo.

La derrota ante el Sant Martí Adrianenc en la primera cita de esta fase de ascenso a División de Honor Plata obligó a Agustinos a apelar a la épica. Tras ganar al Safa madrileño en la jornada del sábado, las opciones de los alicantinos pasaban por ganar al Anaitasuna por un mínimo de 5 goles de diferencia. A los navarros, que se habían impuesto en los dos primeros partidos, les bastaba para subir con un empate o incluso una derrota mínima. También la victoria, por supuesto.

El tercer equipo que “jugaba” esta final era el Sant Martí Adrianenc. Los catalanes habían ganado dos de los tres partidos que habían disputado, uno de ellos ante Agustinos, y necesitaban para ascender que los alicantinos vencieran a los navarros por 2, 3 o 4 goles de diferencia para que el triple empate a puntos se resolviera a su favor. Si Agustinos ganaba por una diferencia mayor, si Anaitasuna se imponía o igualaba o perdía de uno les dejaba fuera del ascenso.

Con esta enorme tensión se vivió un encuentro épica que desde el principio dominó Agustinos. El equipo de Óscar Gutiérrez salió muy enchufado desde el inicio y pronto empezó a cobrar ventaja en el marcador. Antes del minuto 10 ya había logrado la renta de 5 goles que necesitaba para llegar al descanso con un 15-9 que alimentaba las esperanzas de la parroquia tricolor.

En la segunda parte se mantuvo la misma tónica con un Agustinos dominador en todas las facetas del juego. Con Kiko Padilla enorme en la portería, Didac y Aitor se echaron el equipo a la espalda y las diferencias fueron en aumento con el paso de los minutos. Hasta 12 goles de ventaja llegó a firmar el conjunto de Óscar Gutiérrez que en los instantes finales dejó correr el reloj para que Anaitasuna maquillara un poco el marcador (33-25). Suficiente para Agustinos que empezó la fiesta antes de terminar.

La Catedral enloqueció con una afición entregada durante todo el fin de semana. Y es que Agustinos hizo historia al lograr el ascenso a División de Honor Plata, la categoría más alta a la que ha llegado jamás. Un éxito para un balonmano alicantino que pretende recuperar el sitio que perdió hace más de dos décadas y orgullo para el deporte de una ciudad que lleva años bajo mínimos. Y es que Alicante es ahora tricolor.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?