EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

A mitad de camino de Luceros

J. A. SOLER / @jasoler65

El triunfo del Hércules en Toledo en la ida de la segunda eliminatoria de la promoción ha disparado la euforia en Alicante. De hecho, ya se han superado las 5.000 entradas vendidas para el choque de vuelta en el Rico Pérez del próximo sábado, se están formando notables colas en las taquillas del estadio y el club estima que podría registrarse una asistencia de 15.000 espectadores.

Está muy bien que la ciudad respire ambiente de optimismo con un Hércules que acumula siete victorias consecutivas, registro que no se producía desde hace más de 80 años, y casi 4 meses sin perder. Unos números de tronío, aunque sean en plena travesía por la Segunda B. Y es que ya toca un alegría para los sufridores herculanos. logo-san-rocco-negro-2

Lo que no toca es lanzar las campanas al vuelo o verse ya en Luceros porque, a pesar de la gran racha triunfal del equipo blanquiazul, conviene recordar que a día de hoy el Hércules solamente ha recorrido la mitad del camino hacia el ascenso. Está en un punto casi idéntico al de la temporada pasada y ya sabemos como acabó todo en Cádiz.

De entrada, el Toledo demostró en el Salto del Caballo que es capaz de ganar en el Rico Pérez como ya hizo en Murcia en la anterior eliminatoria. En la Nueva Condomina se impuso por 1-2, resultado que le valdría en Alicante para pasar, después de llegar a la capital del Segura con un 0-0 en la ida que convertía en favorito al equipo grana.

De hecho, en Toledo creen que el conjunto de Onésimo puede repetir la gesta en el Rico Pérez y desde la capital imperial han fletado autobuses gratuitos para desplazar un número importante de seguidores toledanos. Otro dato a tener en cuenta y más cuando el Hércules fue superado en muchas fases del partido disputado en el Salto del Caballo.

Con estos argumentos, pensar que la clasificación del Hércules está hecha es un craso error. Tocará sufrir y mucho, sobre todo si el equipo de Vicente Mir exhibe un nivel de juego como ante el Tudelano o en Toledo. En ambas citas Chema tuvo que salir al rescate, los palos también, y aunque así se puede llegar a la meta, caminar demasiado tiempo por el alambre nunca es bueno.

La pegada, ese “pequeño detalle” que el equipo blanquiazul no tenía hasta el 28 de diciembre, se ha instalado en el equipo blanquiazul en base a un jardín de flores bien regado.  Solo falta regar un poco más otras zonas verdes para gobernar los partidos porque fiarlo todo a la inspiración de un florido ataque puede resultar peligroso. Y más cuando se trata del Hércules que no es, precisamente, un equipo habituado a convivir con la fortuna. Por ello, mejor que haya flores en todas las zonas de un jardín que, por ahora, aún está a mitad de camino de Luceros.

colas toledo 1

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?