EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

A los irreductibles herculanos

FRANCISCO J. GARCÍA QUINTO

Negras tormentas agitan los aires, nubes oscuras nos impiden ver, aunque nos espere el dolor y la muerte contra el enemigo, nos llama el Hércules. Porque el Hércules somos nosotros, los que mantenemos encendida la llama, los que debemos robar el fuego de los dioses del Olimpo para alumbrar la terrible oscuridad de Romeu Zarandieta.

El día en que los cuatro mil quinientos irreductibles decidan dedicar sus dos horas largas de sufrimiento extremo al submarinismo, a la poda de bonsáis o directamente al desarrollo de compostaje y biomasa casera todo habrá acabado. Pero sabéis que eso no va a pasar porque no vais a dejar caer a peso la historia de esta institución casi centenaria. Por vosotros no va a quedar. Sabéis que en el fondo da igual quien juegue, quien tenga las acciones o  quien tome malas decisiones. El Hércules está por encima de todas estas personas que utilizan al club como plataforma para conseguir otros fines.

Sabemos que son tiempos difíciles, que hay muy poco o casi nada positivo a lo que agarrarse. Que nos hemos convertido a nuestro pesar en una empresa familiar cuyos objetivos no coinciden casi nada con nuestros sueños futbolísticos. Que tenemos a casi todos los poderes fácticos en nuestra contra y que el horizonte no se abrirá hasta que  se ascienda y/o se depuren responsabilidades en los altos estratos del club  en primer lugar y después en un vestuario acomodado y que convive de forma pacífica  con el fracaso hasta ahora.

Sabemos todo eso y más pero no por ello vamos a dar la espalda a nuestro equipo cuando vienen mal dadas. No por ello vamos a dejar nuestro estadio vacío, a merced de los rivales de turno. Puede que este año no ascendamos por muchas razones, no hace falta comentar lo obvio, pero esto no ha acabado. Quedan 30 puntos por jugarse y con ganas o sin ellas debemos de apoyar a muerte a nuestros jugadores para que ganen al Formentera y consigan acabar con la nefasta racha de cuatro meses sin ganar en el Rico Pérez.

Poco nos debe importar que la victoria sea un premio menor, que estemos lejísimos del cuarto clasificado o que la temporada hasta el momento sea aciaga. Poco nos debe de importar que los jugadores no estén dando la talla o que sea un parto marcar un gol. Hay que ganar y punto, conseguir cuanto antes 48 puntos y no vernos implicados en una impensable lucha por no descender, porque eso sería dramático.

Lo que nos debe importar a todos es cerrar la temporada con una permanencia holgada en primer lugar y si eso se cumple quedar lo más arriba posible. Después de la crítica llega el momento del apoyo incondicional  a esos jugadores que tal vez no lo merecen, pero que llevan nuestros colores.El mundo no se acaba por no ascender este año, pero sí sería muy complicado a todos los niveles sostener nuestra pesada deuda en la tercera valenciana.

Sé que el domingo vais a estar ahí, como siempre, llueva, truene o haga sol y que apoyaréis desde la grada y aunque estéis hartos os volveréis a ilusionar en caso de victoria y algunos volverán a hacer cuentas de la lechera y castillos en el aire. Sé que todos vosotros, sin excepción, incluso los más críticos, estáis deseando que los jugadores den la cara de una vez por todas y ganen  y vuelvan a ganar. Ninguno de vosotros quiere que  el proyecto de Portillo fracase porque sabéis de sobra que en ese barco también viajan vuestras ilusiones y vuestros sentimientos. Nadie quiere que el barco se hunda y digo nadie, pero es inútil ocultar que la embarcación lleva meses achicando agua y que la tripulación deportiva parece amotinada. Los resultados mandan pero mientras hay vida, hay esperanza y los irreductibles estaréis en las buenas y en las malas, en Tercera igual que en Primera, enarbolando la bandera del herculanismo. Os pido que nunca desistáis en vuestro empeño de ayudar a nuestro Hércules. Ya llegarán las victorias, ya volverán los grandes logros , pero mientras tanto  hay que sostener la nave y nadie mejor que vosotros remará contra viento y marea  para escapar de las corrientes profundas de la Segunda B. Ahora más que nunca:¡Macho Hércules!

 

 

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.