EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Yo ví jugar a Messi

CARLOS DE ZARAGOZA

¡Yo ví jugar a Messí! Y también lo vieron Federer, Kobe Bryan, Rooney y Lineker. Y millones de personas. Y, como ellos, absolutamente nadie que entienda un poco de esto ha visto ni verá un milagro hecho futbolista como Leo. No se trata sólo de números, en los que también arrasa, sino de sensaciones. Es lo que tiene el arte. Emociona. Vale más un susurro de Marlon Brando en El Padrino, que todas las hostias que puedan repartir Van Damme o Staham en sus vidas

Es cierto que ha habido y habrá otros jugadores que te erizan el vello. Incluso en ocasiones tanto o más que el propio Messi.

Por una parte, los Extraterrestres (talento descomunal + gol):
La elegancia y cambios de ritmo de Cruyff, el hombre que cambió el fútbol.
La zurda más bella jamás vista, o sea, la de Maradona.
El reprís supersónico de Disney que fue Romario.
El mejor delantero de la historia, potencia + técnica sin parangón: Ronaldo Nazário.
Y qué decir de la mayor de las fantasías hecha futbolista: Ronaldinho (Neymar apunta a sucesor)

Sin llegar a ese nivel, los ha habido terrestres, pero maravillosos:
La velocidad + gol servidos con smoking por Thierry Henry o Laudrup. Balas humanas con clase y con gol como Stoichkov, Boniek, Robben, George Weah, Eto’o y Milla. La demostración de que se puede ser un junco de talento letal: Van Basten. Arquitectos goleadores como Platini, Baggio o el Pelé blanco: Zico. Fabricantes de fútbol pero sin gol: Beckhenbauer, Koeman, Schuster, Zidane, Xavi o Iniesta.

Qué decir de los “Curro Romero” del fútbol, como ese mix imposible de Diego y Johan que fue Mágico González, o el karateka Ibrahimovic, o Ribéry, o el propio Butragueño, eléctrico pero inconstante. O de tíos mucho más constantes que han sido la repera por sus condiciones, pero que inexplicablemente no han subido ese peldaño hacia la gloria, como Juanito, Lobo Carrasco, Iván de la Peña y tantos otros que podéis comentarme pues no caben todos aquí.

Pero olvidaros, porque nadie va a poder aproximarse a lo que Leo Messi nos ha regalado esta década. Este hombre ha cuadrado todos los círculos del fútbol. Posee tanto talento en su zurda como Maradona. Puede frenar y cambiar de ritmo como Cruyff. Parece Romario cuando arranca de cero. Y, como a Ronaldo, no le frenan ni a patadas cuando está en vuelo. Sin ser brasilero, nos ha regalado goles y jugadas para la historia que podría firmar Ronaldinho. Ha tenido sus años de sprints supersónicos equiparables a los de Eto’o o Weah. Ha deslumbrado para siempre a compañeros como Henry o Ibra, y todos sus rivales, que se rinden ante él. Sabe prender la batuta para templar, como Xavi o Iniesta, o para destrozar líneas rivales, como Laudrup o Ronaldinho. Es un cirujano de precisión para comenzar jugadas que él mismo termina, como Maradona, Zico o Platini

Pero lo realmente grandioso, es su persistencia en lo sublime, porque !viene haciendo todo eso desde hace más de diez años!, en casi todos los partidos y, fundamentalmente, en las grandes ocasiones. ¿En cuántas Ligas, Copas, Supercopas, Champions o Mundialitos ha sido absolutamente decisivo? Yo os lo diré, ¡en todas! ¿Quién ha sido o puede ser capaz de hacer lo que plasmó Leo a final de esta última temporada? Por si alguno con Alzheimer se olvida de esas semanitas, se lo recordaré yo:

Aparte de fabricar o marcar la mayor parte de goles de la Liga, marcó el Gol de la Liga en el Calderón recibiendo el balón, en parado, al borde del área grande, pasando de cero a cien en metro y medio a la vez que diseñaba una pared, dando una pisadita de fútbol sala hacia adelante, haciendo un ligero quiebro ante Godin y Miranda, y dando un pasecito sutil… a la red. Y el tío lo celebró como si estuviera en el cole, siendo una obra de arte que valía una Liga…

Del 1-0 al Atheltic en la Final de Copa, mejor ni escribir. Es preferible verlo una y cien veces, narrado por múltiples locutores que no daban crédito. Simplemente es un Gol Imposible de Messi. …Y trajo una Copa de Rey.
¿Y qué decir del segundo gol al Bayern quiebro a Boateng, a Guardiola, al Bayern, al fútbol mundial y a la madre que nos parió a todos, para acabar picándole la bola a Neuer con la diestra? … Y por si fuera poco, llegó en Berlín y fabricó el 2-1 solucionó la papeleta en el momento más delicado, en carrera de 40 metros con el baloncito cosido al pie, quebrando al italiano que pretendía frenarle, e hiriendo de muerte a Buffon para que Suárez diera la puntilla… Y cuarta Champions para el Barça de Leo

¿Cómo no me voy a indignar cuando pretenden comparar esto a nada ni a nadie? Por una parte está esa Caverna despreciable de Madrid, que se va pudriendo en su propia inmundicia mental. Y no están solos. Los de la secta maradoniana se encargan de culpar a Leo de que Di María se lesione antes de cada final dejándole solo ante el peligro, o sea, ante los fallos de Higuaín. ¿Alguien se ha parado a pensar que acertando el Pipita lo infallable, Leo hubiera dado a Argentina un Mundial y una Copa América? ¿Y que si Burruchaga o Valdano la cagan en la final de México 86, el que hubiera levantado esa Copa hubiera sido Rummenigge? ¿Cuántas loas se llevó Maradona en Italia 90 por aparecer ¡una sola vez! para dar un pase a Cannigia ante Brasil? … Es que tenía el tobillo fatal… dicen. Eso sí, que Leo estuviera enfermo en Brasil, y vomitando cada cuarto de hora, se la suda.

Toda esta banda nos quiere convencer de que, para medir a un jugador, valen más los 8 partidos de un Mundial que los 500 de una carrera entera… Tal argumento es tan estúpido que se diluye como un azucarillo. Cuando quieren más razones para blasfemar, te dicen que todo es porque juega en el Barça, que juegan para él… Jajaja. Hay que ser torpe de cojones para no ver que es infinitamente más difícil ser el mejor de los mejores, que el mejor entre mediocridades. Destacar ante dioses del fútbol como Henry, Ibra, Iniesta, Xavi, Ronnie, Eto’o…etc., debe ser más jodido que hacerlo ante Lucas Vázquez o Casemiro… digo yo, con todos mis respetos para ambos.

Lo de Messi es tan innato, que hasta hace poco él no era consciente en absoluto de las obras de arte que firmaba hasta que sus compañeros no se le acercaban con las manos en la cabeza y le explicaban que había vuelto a rubricar un imposible. Yo llegué a escribir en 2011 que “dentro de 50 años se seguirán narrando las proezas de un niño tímido y buena gente al que le costaba crecer físicamente, pero que, sin ser consciente de ello, se convirtió en el Mejor Jugador De Todos los Tiempos de la forma más maravillosa que recordarse pueda: sin haber perdido jamás su infancia, como si de Peter Pan se tratase…

Yo temía que Leo se hiciera adulto por culpa de su selección. Pero Messi se hizo hombre. Se casó, tuvo hijos… y lo quisieron humillar en su país. Y a pesar de todo, abofetea a todo insolvente mental con actuaciones míticas. “Ha ido batiendo cada año a su único rival en la historia del fútbol, o sea, a sí mismo. Él no necesita propaganda de pago, porque sus jugadas para la historia ocuparán horas y horas en todas las videotecas de aquí a la eternidad. Es la máquina más perfecta de jugar al fútbol que jamás haya parido madre”. De hecho, un tal Morris ya demostró en un macro estudio estadístico, que Messí es imposible.

Seguimos en la Era Messi. Como dije una vez “los que anunciaban el fin de ciclo, ilusos, no sabían que eso es como pretender que en mi tierra se pare el cierzo, o que John Wayne hiciera de malo en una del Oeste”. El Universo todo ya es consciente de que estamos ante la Leyenda más inmensa de todos los tiempos, y posiblemente no solo del fútbol. Porque provocar el asombro de forma tan continua en el deporte más practicado del orbe, y ante rivales que son superatletas que planifican cómo pararle, resulta tan impensable que, de no existir la TV y las redes sociales, sería imposible de explicar. Gracias a Dios, Leo se posó en la Tierra y en esta época. Como dije en su día, “supone un jeroglífico sin Piedra Rosetta que lo descifre….De facto, es obvio que, a día de hoy, la pelota sigue habitando en esa zurda que traza los sueños de la gente que ama este deporte ” Y haga lo que haga de hoy en adelante, millones de seres presumiremos de este privilegio que los hados del destino nos han regalado, y gritaremos al mundo: ¡¡¡YO VÍ JUGAR A MESSI!!!

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?