EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Ortiz, Portillo y Pitarch, el tridente más atrevido del Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Cuando Jesús García Pitarch califica de ignorantes a todos aquellos que critican su gestión como presidente del Hércules le hace un flaco favor al atrevido que lo trajo por el Rico Pérez. La salida de tono del nuevo director deportivo del Valencia en la Cope, en “El partido de las 12”, remueve el origen de muchos de los males de este club que todavía sigue pagando la factura del paso de Suso.

De la misma manera que Pitarch se cuelga la medallita de que el actual Atlético de Madrid es obra suya pese a llevar 5 años fuera del Calderón, el descenso del Hércules a Segunda B un año después de su presidencia en el Rico Pérez también debe ser atribuible a su gestión en el club blanquiazul. Sobre todo porque ese descenso tuvo mucho que ver con un convenio de acreedores firmado durante su mandato. El mismo convenio que sus sucesores quieren modificar ahora porque, según ellos, mata al Hércules.

García Pitarch aterrizó en el Hércules por decisión de Enrique Ortiz que no sabía como apagar el fuego que él mismo había originado con la imposición de Javier Portillo. Ahí está el origen de todo. El nuevo director deportivo del Valencia aceptó hacer de bombero en el Rico Pérez a cambio de un suculento contrato que debía pagarle el suegro del yerno. Todo eso amenizado con música de fondos de inversión en fichajes que hicieron chirivitas en los ojos de más de uno en el yate.

El presidente a sueldo, el de su guardaespaldas Paco Orts, los despidos de Sergio Fernández y Carmelo del Pozo, el contrato de Portillo, la salida indemnizada de Urko Vera, planificaciones lastradas a partir de entonces y, sobre todo, llevar a término un convenio de acreedores que obligó a Enrique Ortiz a juntarse con Quique Pina para rellenar la plantilla del descenso unas semanas después de la marcha pagada del único listo de toda esta película que fue Jesús García Pitarch.

Y es que el 3 de agosto de 2012, día de la infame presentación de Portillo con Pitarch haciendo de guardaespaldas, no hacía falta ser ningún atrevido para ver que con ese ambiente de crispación por el Rico Pérez lo más normal es que el Hércules terminara más pronto que tarde donde está ahora mismo, en Segunda B. Era tal la tensión que algún aficionado llegó a zarandearle tras un ridículo partido vespertino -al atrevido la bromita le salió por 4.000 €-. Los siguientes partidos en Alicante se jugaron en sesión matinal, a plena luz del día y con el estómago pidiendo comida, para evitar que esos que él llama ignorantes le recordaran lo listo que es.

Tiene razón Pitarch en hablar de atrevidos e ignorantes en Alicante. Se equivoca cuando pluraliza porque esos calificativos debería haberlos pronunciado en singular. Efectivamente, hay un atrevido por el Rico Pérez que fue quién lo trajo, un ignorante por el que vino que ha estado 4 años creyendo que todavía estaba en Dortmund y un ser superior que es él. Y si no que le pregunten al Cholo qué Atleti se encontró cuando llegó. Seguro que está todos los días llamando a Suso para agradecerle la herencia que le dejó. Más o menos como Ortiz y Portillo, los verdaderos artífices de que el Hércules tuviera un presidente de alto coste con ese atrevimiento.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?