EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Rallye Mutxamel 1.000 Curvas toma las carreteras de la provincia

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

Con un recorrido muy selectivo, novedoso, con tramos duros, bonitos, estrechos, rápidos y de muy diferentes tipos de asfalto y con muchos cruces sorprendía el Automóvil Club de Alicante a los participantes y al mucho público que se dio cita para disfrutar del último Rallye del 2015 en la Comunidad Valenciana, el IV Rallye Mutxamel 1000 Curvas 2015.

Los participantes de la prueba se enfrentaronn a la primera sección compuesta por 6 Tramos de Clasificación en un total de 118 Km de recorrido y con 33 puntos de cronometraje. Tras el primer tramo, prácticamente de calentamiento y para ir cogiendo ritmo, el Campello-Aigües, algunos participantes comenzaban ya a tener los primeros problemas en el tramo TC2 de Aigues-Relleu, ya que la organización hacía una variación en el Km 10 del mismo, desviando el recorrido por una carretera rural durante unos 4 Km hacia el interior de la montaña, para volver a la carretera inicial a los 2 Km. aproximadamente de haberse desviado, con lo que los equipos que no hicieron el recorrido plasmado en el libro de ruta, y no se desviaron, ya se encontraron una grave penalización de 600 puntos pues en ese recorrido interior se encontraban 2 puntos de cronometraje que al no pasar por ellos significaban 300 puntos cada uno.

A partir de ahí, comenzaron las guerras por la clasificación. Tras un precioso TC 3 de Relleu-Torremanzanas de mucho control de la velocidad media sin problemas en el ancho y perfecto trazado del tramo de clasificación, se llegaba a otro de los tramos revirados donde cambiaría de nuevo la clasificación, el TC4 Torremanzanas-Xixona. Su salida, en una doble curva horquilla de bajada en un camino rural, hacía presagiar lo peor… Efectivamente, tras varios cruces y cambios de carretera, se llegaba al final del tramo con una clasificación en donde ya se empezaban a ver claramente las diferencias y los equipos que lucharían por la victoria…

Así teníamos en las primeras posiciones a Castor Ortega y Mª Carmen Díaz, los tricampeones de España con el habitual Ford Escort MK1, con tan solo 39.4 puntos, seguido del excampeón del TRCV y habitual en los pódiums de regularidad, Miguel Ramiro y su hijo Miguel Ángel con 50.1 puntos. Tras ellos, otro excampeón del TRCV, Javier Cervera y Cathy Pineda con 55.9 puntos, los murcianos Jose Juan Perea y Javier Ayala con 57.7 puntos y ya un poco más distanciados, los actuales líderes del TRCV Shisley Pereira y Javier Peiró con 71.3 puntos. Por su parte, entre los invitados fuera de la clasificación del TRCV, José Roca y su hijo Javier, iban haciendo un excelente rallye con tan solo 48.2 puntos de penalización.  En la Copa Legend, ya se diferenciaban los campeones del 2015, los hermanos Azorín, que iban dejando a mucha diferencia al resto de participantes de dicha copa.

A continuación se cubrió el espectacular tramo de Monnegre-1, pero diferentes problemas con vehículos y con personas ajenas al rallye que entorpecieron el tramo de clasificación, hizo que el A.C.A. decidiera su anulación por no poder dar una puntuación justa a todos los participantes.

Y así se encaró el TC6, el último tramo de la mañana, el Busot-Campello, con el Cruce de Concha en bajada. Tras él, y habiendo realizado un recorrido por las calles de Mutxamel, se llegó al reagrupamiento frente al Ayuntamiento de dicha localidad para tener el descanso y la merecida comida del mediodía.

La clasificación la encabezaban al término de la primera sección Castor Ortega y Mª Carmen Díaz con 51.3 puntos, seguidos de los Ramiro con 61.9, los murcianos Perea y Ayala con 71.5 y Javi Cervera y Cathy con 79.7 puntos. La Copa Legend seguía dominada por Juan Azorín y entre los invitados, la familia Roca con el Subaru Legacy seguía imbatible con tan solo 61.7 puntos.

A las 16:30 h, partía de nuevo el primer participante hacia la segunda sección. Por previsión, el ACA anulaba los puntos de cronometraje del Tramo de Monnegre-2 para evitar problemas similares a los ocurridos en la anterior pasada por el mismo. Así que todos se dirigieron hacia el primer tramo de clasificación de la tarde, el bonito tramo de Ibi. Serían por tanto 133 Km con 4 tramos y 57 puntos de cronometraje, haciendo un total de 90 puntos de medición a los participantes de su tiempo de paso ideal en todo el rallye.

Y tras este precioso tramo de Ibi con su espectacular subida, no excesivamente complicado ni por el trazado ni por las medias, vendría el tramo clave del rallye que la organización había previsto como tal. El TC 9 de ONIL.

Un tramo de clasificación con una zona inicial de unos 7 Km muy sencilla y de trazado ancho y de muy buen asfalto, sin complicaciones en el recorrido, bajando el Puerto del Canalís. Tras esta primera parte del tramo, se llegaba a un cruce donde los participantes deberían entrar en una zona de múltiples cruces en caminos rurales, La Creueta, ya de noche, donde la navegación y el seguimiento exacto del roadbook harían que cada equipo participante tuviese que esmerarse en realizar correctamente, y a su tiempo, el tramo de clasificación.

La debacle para muchos participantes fue terrible. Aquí muchos equipos se perdieron, otros abandonaron, a otros hubo que ir a buscarles los coches de la organización porque estaban perdidos, a otros desde dirección de carrera se les llamaba por teléfono para indicarles cómo volver al recorrido, …etc. Tras este tramo de Onil, tal y como estaba previsto por el ACA, el vuelco en la clasificación entre el grueso de la misma fue tremendo… Y aún quedaban dos tramos, entre ellos, el más largo del rallye …

Tras el TC 9 Onil, la clasificación la lideraban Castor Ortega y Mª Carmen Díaz, seguidos por José Juan Perea y Javier Ayala, terceros iban Javier Cervera y su mujer Cathy y el grupo de cabeza lo cerraban Shisley Pereira y José Javier Peiro. Los dianenses Ramiro abandonaban al perderse en el tramo. La Copa Legend la seguía liderando Juan Azorín y los Roca seguían dominando entre los invitados. Aquí quedaba demostrado porqué han sido o son campeones de regularidad en sus respectivas clasificaciones, este grupo de participantes especialistas en este tipo de carreras.

Las posiciones de cabeza se mantuvieron prácticamente igual tras finalizar el TC 10 del Maigmó, un tramo de transición para encarar el último tramo del rallye, el TC11, el más largo, y de noche, que se iniciaba en Xixona y acabaría en Campello tras pasar por las Cuevas de Canelobre, Busot y el Cruce de Concha.

Antes de él, Castor Ortega y Mª Carmen Díaz, haciendo honor a la deportividad, por eso se les respetan tanto, deciden penalizar voluntariamente en la salida del último tramo para no ganar la prueba y no bloquear al resto de participantes que se juegan el campeonato anual en las diferentes categorías, ya que ellos no han participado ni han seguido este año ningún campeonato en la Comunidad Valenciana.

La clasificación final, tras realizar el último tramo y llegando a la Meta de Mutxamel, quedaría de la siguiente manera:

En el TRCV (Trofeo Regularidad de la Comunidad Valenciana), ganarían la pareja valenciana formada por Javier Cervera y Cathy Pineda con su habitual Seat Ronda, con 175,6 puntos, seguidos por un meritorio Ramón Montero copilotado excelentemente por Jordi Esplugués, quienes hicieron una remontada espectacular en los últimos 3 tramos del rallye a bordo del vehículo más antiguo que competía, un Jaguar KX 140 del año 1956, y tercero se clasificaban los murcianos José Juan Perea y Javier Ayala, a bordo del habitual Opel Manta 200i, quienes ganaban también el Trofeo de Regularidad de la Región de Murcia.

En la Copa Legend no hubo sorpresas y Juan Azorín ganaba el rallye y la Copa Legend 2015, seguido de Jimmy Llacer y Alberto Silvestre con el Mini, que se alzaban con el subcampeonato, y terceros fueron José Luis Sánchez y su hijo Iván con el Seat 600 Abarth que supieron remontar el rallye tras un error al comienzo del mismo.

En la clasificación sin instrumentos, es decir, aquellos equipos que competían y navegaban sin medidores de última generación, solo con cronómetros, biciclómetros y poco más, ganaban los valencianos Joan Salvador y Beatriz Magán a bordo de un Golf Gti del 88, seguidos de los hermanos Azorín con su Fiat Uno, y de Joaquín Huerta y Miguel Planells con otro Golf Gti.

En cuanto a los invitados fuera de clasificación, meritoria y espectacular victoria de José Roca y su hijo Javier Roca, con el Subaru Legacy, haciendo la menor puntuación de todos los participantes con tan solo 124,5 puntos, seguidos de los agostenses Juanfran Gómez y Mónica Ruiz a bordo de un Peugeot 205 Rallye, ya con más del doble de puntos, pero con un excelente rallye realizado.

Y con la Entrega de Trofeos presidida por el alcalde de Mutxamel, Sebastián Cañadas, y de su concejal de Deportes, Rafael Pastor, se dio por finalizada la última prueba del 2015.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?