EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Diferencias entre el Hércules de hace 40 años y el de ahora

J. A. SOLER / @jasoler65

El 23 de noviembre de 1975, hace justo 40 años, el Hércules era noticia a nivel nacional tras colocarse segundo en Primera División a únicamente dos puntos del Real Madrid y por encima de equipazos como el FC Barcelona de Cruyff, Asensi y Neeskens, el Atlético de Madrid de Ayala, Heredia, Leivinha y Luiz Pereira o el Valencia de Bonhoff y Rep.

Fueron tiempos en los que ver al Hércules en Primera División era tan normal como ahora es verlo deambular por el pozo de la Segunda B. Los herculanos se sentían orgullosos de su equipo, más que por la magnífica situación deportiva, por ver como en toda España se respetaba a un club tan humilde como modélico. Y es que allá por donde iba la entidad que presidía José Rico Pérez despertaba simpatías y admiración. Eso valía más que cualquier victoria en la cancha, que por entonces eran frecuentes, o una buena posición clasificatoria como la que lucía con orgullo hace cuatro décadas.

Lamentablemente, 40 años después, el 23 de noviembre de 2015, nos encontramos a un Hércules del que muchos alicantinos se sienten avergonzados por las tropelías cometidas por sus gestores. De ser noticia en toda España por sus gestas deportivas o su gestión ha pasado a ser portada de los telediarios y prensa nacional por “jamonsitos”, presuntos amaños, impagos masivos, omnipresente en casos de corrupción, etc.

La vergüenza actual cobra mayor dimensión cuando ves que algunas de las tropelías del capitán del barco se convierten, precisamente, en incomprensibles tablas de salvación para eludir responsabilidades y continuar navegando a toda vela por esas aguas turbulentas por las que se sienten tan cómodos. Esta manera de reirse del personal es lo que provoca hastío y desapego hacia un Hércules sin futuro con estos personajes en el puente de mando.

Y es que por este club casi centenario han pasado muchos dirigentes pésimos a lo largo de su historia. Algunos llevaron a la entidad blanquiazul al límite de su supervivencia por una nefasta gestión económica. Los que están desde hace 15 años por el Rico Pérez, con reforma o sin ella, no solo se han conformado con llevar al Hércules a la ruina financiera, sino que también han destrozado en mil pedazos la reputación y el buen nombre de uno de los símbolos de Alicante. En eso han hecho historia. Casi tanta como aquel equipo herculano de hace 40 años.

Carlos Parodi

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?