EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

11 años de infierno: Primera etapa

J. A. SOLER / @jasoler65

El Hércules inicia el próximo domingo en Elda su tercera aventura por el infierno de la Segunda B. Aunque para algunos esta categoría pueda resultar un mundo nuevo, lamentablemente no lo es para muchos herculanos que han sufrido en sus carnes 11 temporadas en este pozo en los últimos 26 años. Demasiadas temporadas en tan poco espacio de tiempo como para olvidar lo difícil que resulta esta competición en la que apenas ascienden 4 equipos entre 80.

Tan complicado es esto que el Hércules tardó cinco campañas en retornar a Segunda División en su primera etapa en Segunda B, desde 1988 hasta 1993 y seis en la segunda, desde 1999 hasta 2005. Otros clubes históricos como el Real Oviedo o el Cádiz acumulan hasta más de una década sin poder escapar de esta pesadilla pese a tener cada año como único objetivo el ascenso al fútbol profesional.

Por todo ello, EstadioDigital.es pretende recordar en qué laberinto está metido el Hércules tras consumarse en el pasado mes de mayo su tercer descenso a Segunda B en poco más de 25 años. El equipo alicantino disputó su primer encuentro en esta categoría el 4 de septiembre de 1988 ante el Ceuta en el Rico Pérez con resultado de 0-0. El último fue el 25 de junio de 2005 frente al Alcalá.

En la primera temporada del Hércules en Segunda B, la 88-89, hubo que esperar a las jornadas 3 y 5 para que el equipo blanquiazul lograra sus primeros triunfos. Fue ante dos rivales que actualmente militan en Primera División, el Granada (4-1) y el Villarreal (4-3). Por entonces, no se disputaba promoción para ascender a Segunda División y tan sólo subía el campeon de grupo que fue el Levante UD, otro conjunto que ahora está en la élite.

El Hércules que empezó a dirigir Pepe Martínez para ser sustituído por Marcel Domingo no tuvo opciones en casi ningún momento de luchar por el ascenso. Un 5-1 en Torrevieja, un 3-0 en Sanlúcar de Barrameda y otro 2-0 en Elda fueron algunas de las derrotas más dolorosas de aquel estreno en Segunda B. La afición blanquiazul comenzó a darse cuenta de estar en un campo minado.

Tampoco terminaron bien las cosas en la siguiente campaña, la 89-90, con el asturiano Moncho en el banquillo. El conjunto alicantino empezó muy bien y durante casi toda la primera vuelta fue líder invicto. Sin embargo, una pésima segunda vuelta condenó a los blanquiazules que empezaban a ver la Segunda B como una pesadilla mucho más larga de lo que había previsto. Carcelén, sustituto de Moncho, no pudo enderezar el rumbo en el tramo final de Liga. Este año terminó subiendo el Orihuela que un año después casi sube a Primera con Javier Subirats y Jesús García Pitarch en su plantilla.

El tercer proyecto también resultó un fracaso. El Hércules empezó fatal con José Victor como técnico. Tan mal que llegó a ser colista en las primeras jornadas de competición. Otro entrenador murciano, Vicente Carlos Campillo, se hizo cargo de un equipo que remontó el vuelo. La temporada 90-91 fue la primera con promoción y el conjunto blanquiazul llegó a la última jornada dependiendo de sí mismo para clasificarse entre los cuatro primeros. Le valía hasta el empate, pero un partido de infausto recuerdo ante el Cartagena (0-3) provocó que el estadio Rico Pérez viviera una de sus jornadas más negras.

Tampoco funcionó el cuarto intento pese a la llegada al Hércules de jugadores como Eduardo Rodríguez o Paco López. Campillo continuó al frente del equipo alicantino que no pareció superar durante la temporada 91-92 el mazazo sufrido ante el Cartagena en el último partido del curso anterior. El conjunto blanquiazul terminó quinto, como el año anterior, y el Villarreal fue el equipo que ascendió a Segunda División.

A la quinta llegó la vencida. Aniceto Benito llegó a la presidencia y nombró a Quique Hernández como entrenador. Tras un comienzo titubeante, el Hércules se convirtió en una máquina de hacer fútbol y goles. Aún así tuvo que asegurar el pase a la promoción con un triunfo vital en Elche en la penúltima jornada. En la fase de ascenso aparecieron los rivales más temidos, la UD Las Palmas y el Salamanca. Los blanquiazules, con el actual director deportivo Dani Barroso en sus filas y Rodríguez anotando la friolera de 40 goles en esa campaña, lo ganaron casi todo en la liguilla (5 triunfos y un empate) sellando el ascenso a Segunda División en Las Palmas el 19 de junio de 1993.

Cinco años costó salir del pozo en la primera aparición del Hércules por la Segunda B. El ascenso, logrado en plenas Hogueras, fue muy celebrado. Hubo conjura en el club para no regresar más a esta maldita categoría. Apenas seis años después, tras un efímero paso por Primera División, el conjunto blanquiazul volvió a caer en el infierno. Una segunda visita que incluso duró más que la primera y hasta resultó mucho más dura. En una siguiente entrega, EstadioDigital.es dará buena cuenta de lo que ocurrió entre 1999 y 2005.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?